Tumba medieval de una mujer que dio a luz después de ser enterrada fue descubierta por arqueólogos en Balonia

Un grupo de arqueólogos descubren un parto en ataúd, la investigación de estas ingeniosas personas que se dedican a conocer de un sepulcro del siglo VII u VIII en Balonia.  De fecha 2010 en Imola fue hallado este acontecimiento que estremeció a los arqueólogos que se asombraron al descubrir en época medieval una tumba que su interior estaba una mujer embarazada con miembros humanos perteneciente a un recién nacido entre sus piernas que se presume sea su hijo. El mundo se paralizó al leer la prensa con los datos allí escrito y la mayoría de la población nombraban dioses, milagros de fe y la magia de las sabidurías, muchos era los comentarios sobre este episodio de la tumba Medieval

La noticia impresionó al señor Carlos de Electricista que no pudo creer lo que leía, los restos del recién nacido encima del cadáver de su madre después de su muerte. Asombroso pero cierto los arqueólogos se encontraron con huesos y la medición del fémur condujo a medir la exactitud del tiempo de embarazo lo que manifiestan una aproximación de 38 semanas de gestación.  Es una crónica que asombró a toda Italia, por este acontecimiento inesperado que se presenta por un proceso de expulsión fetal.

Se presentan elementos importantes en la investigación en la cavidad pélvica de la madre se encontraba la cabeza y la parte superior del bebe, algunos huesos de las piernas del bebe se hallaban en el cuerpo de su madre. Concluyen los investigadores que después de una revisión exhaustiva lo siguiente: aunque estaban asombrado de aquel acontecimiento se revela que la expulsión fetal post mortem que la mujer embarazada al morir, el gas procedente por la putrefacción fue acumulada y por eso sale el feto como si se tratara de un proceso de parto normal. Por otro lado, el diagnóstico del cadáver y de las características patológicas de la mujer presentaba una hipertensión crónica en el transcurso de sus semanas de gestación, todos esto es parte de la investigación donde aseveran los especialistas que la mujer Medieval embarazada sufrió en el momento del parto eclampsia.

El empresario de la empresa de reparaciones urgentes de calderas al leer la noticia que un grupo de arqueólogos descubren un parto en ataúd, duda de esta tumba medieval con una mujer embarazada y que tiene un bebe, alegando que como es posible ese hallazgo y bajo esas características. Es cierto que existían avances científicos, pero se encontró en una época medieval donde los avances médicos caminaban a pasos lentos y las creencias estaban fortalecida por lo mágico y lo religioso, solo Dios sabe lo que ocurrió allí y si en verdad esta mujer sufría de la tensión y si presentó tal episodio de eclampsia al momento de dar a luz a su hijo. Lo que se puede apreciar es el esfuerzo de los científicos en abordar este caso y de los medios que divulgan este hecho tan asombroso.