¿Quieres una boda diferente? Organiza una boda medieval

Todos los novios sueñan con una boda diferente, única e inolvidable. Hay mil manera de conseguirlo, pero, sin duda, una de las más divertidas, curiosas y simpáticas puede ser hacerlo al más puro estilo medieval.

boda medievalSolo hay que tener valentía…y convencer a los invitados para que se vistan para la ocasión, claro. Del resto pueden encargarse infinidad de empresas especializadas en este tipo de eventos que se han asentado en el mercado como una alternativa más.

¿Cómo es una boda medieval? El fondo es, evidentemente, el mismo: un enlace civil o religioso. Simplemente hay que buscar un lugar acorde con la temática, una iglesia gótica, un castillo o un ayuntamiento antiguo.

De la ambientación, tanto del lugar de la ceremonia como del sitio en el que se servirá el ágape, pueden encargarse los especialistas. Y es que la puesta en escena es esencial: contar con estandartes, pendones o vajillas adecuadas es importante. Como lo es que la velada esté amenizada con bufones, espectáculos de malabares, cuentacuentos o, incluso, alguna feroz lucha entre caballeros. La música es otro aspecto a tener en cuenta.

¿Y el vestuario? Tampoco hay que preocuparse, evidentemente un vestido medieval no se encuentra en cualquier tienda. Pero hay casas especializadas en su alquiler. Y, aunque parezca increíble, hay incluso mucho donde elegir: para ellas, de princesa, de dama o campesina; para ellos de escudero, arquero o caballero templario.


Eso para los invitados, los novios quizá lo tengan un poco más complicado, pero al menos ellas pueden encontrar vestidos inspirados en cortes medievales que, con unos adornos adecuados y un buen peinado, las harán parecer las más hermosas novias sin desentonar con la temática de la boda.

Si se está pensando en una boda sin muchos invitados, que sea divertida, diferente e inolvidable, una boda medieval puede ser perfecta. Al menos será original, aunque seguramente haya quien piense que los novios se han vuelto completamente locos.