Por qué el grifo se llama de ese modo

¿Te has preguntado alguna vez sobre el origen del nombre de muchos de los elementos que utilizamos en nuestros hogares todos los días? Más concretamente, ¿te has preguntado alguna vez por qué el grifo se llama de ese modo? Pues bien, sabes que en este blog solemos hablar de la época medieval, así que hoy vamos a enseñarte una de las tantas referencias que aquella época tiene aún en el día de hoy, por lejano que parezca en el tiempo.

Y claro, vamos a detenernos en el grifo, un objeto que utilizamos varias veces al día prácticamente en cualquier hogar, y que estamos seguro de que tú también usas, así que queremos enseñarte un poco cuál es el origen de su denominación.

Lo primero que vamos a hacer entonces es retroceder miles de años en el tiempo, hasta detenernos en la criatura mitológica conocida como grifo, un animal que destacaba por su imponencia y majestuosidad, considerando que se lo solía representar con el cuerpo de un león y la cabeza de un águila, lo que de alguna forma dejaba entrever su potencial.

La historia decía que los grifos tenían varias veces más fuerte que un león común y corriente, y además que eras seres mucho más inteligentes gracias a estar comandados por la cabeza de un águila, una cuestión no menor pensando en la adaptación del nombre a la actualidad.

Babilonios y persas fueron algunos de los primeros que representaron a los grifos, pero lo curioso del caso es que resultaba tan bello este animal, que algunas de las personas más poderosas de aquella época y de la medieval, comenzaron a adoptarlo para las salidas de agua en sus piletas o patios, de modo que en aquellos casos, el agua salía de la boca del grifo.

Lo cierto es que entonces, muchas de las casas más importantes de aquellos tiempos, tenían a sus grifos de los cuales borraba alegremente agua, y no es difícil imaginar cómo, con el paso de los siglos, se terminó llamando grifo a la llave de paso del agua que tenemos en nuestras viviendas, siendo un elemento que nos acompaña, y del que probablemente nunca antes nos habíamos preguntado su nombre u origen.

Reparar grifos en casa

Ahora bien, lejos ya de aquel maravilloso animal mitológico, el único punto de contacto que tenemos con los grifos en la actualidad es el que usamos para el paso de agua, y muchas veces nos encontramos con que lamentablemente estas instalaciones tienden a fallar, motivo por el cual hoy no queríamos dejar de analizar algunas cuestiones importantes.

Por ejemplo, si notas que los grifos de tu vivienda tienen poco caudal de agua, tienes que saber que contamos con un equipo de fontaneros profesionales que pueden encargarse de realizar estas labores en tu vivienda, y gracias a su trabajo, estaremos en condiciones de dejar siempre tus grifos funcionando incluso mejor que cuando fueron colocados.

En ocasiones, conviene que un grifo demasiado antiguo sea reemplazado por uno nuevo, así que tampoco deberías dejar de tener en cuenta esta posibilidad. Nuestros fontaneros baratos poseen varios grifos, los modelos más pedidos de las mejores marcas, para que incluso en situaciones de urgencia puedas escoger uno de ellos para instalarlo en tu vivienda.