La historia detrás del festival romano de Lugo.

Lugo es una ciudad conocida por su belleza. Parecido como si fuese un escenario de una parte de un filme de la nobleza en tiempos medievales logró cautivar a muchos. Este municipio es de origen romano fue fundado por Paulo Faibo Máximo en el año 25 antes de Cristo y es reconocida como la más antigua de Galicia. Existen muchas atracciones que se deberían chequear al visitar este sitio pero uno que vamos a hacer énfasis actualmente es del festival romano que está vigente en la ciudad.

Generalmente se celebra entre los días 10 y 21 de junio y posee una serie de tradiciones que rinden tributo a tendencias culturales romanas y celtas. En las ediciones se celebra el pasado romano de Lugo. Consta de fiestas de recreación histórica que hacen referencia a los primeros siglos después de Cristo. Durante este tiempo la ciudad se expandió y se fue desarrollando en algo mucho más importante. Además se hizo la muralla romana que en el año 2000 fue considerado como patrimonio mundial, es una muralla con la hazaña de tener todo su perímetro intacto. Se muestran complacidos por ser parte de los sponsors de este festival romano de la ciudad. Y por otro lado la que suele aportar dinero para este festival ha decidido no hacerlo en este año.

Existen muchas cosas que se pueden hacer en el festival, presenciar desfiles de legiones romanas, experiencias gastronómicas, personas peinadas como la época, un mercado artesanal, además de campamentos militares, eso sin contar las bodas celtas y los fabulosos espectáculos de fuego.

Este festival es un viaje al pasado, y como una máquina de tiempo, viajamos a distintos épocas con celeridad, logrando hacerte saber de la cultura detrás de la ciudad además que en desfiles siempre hay algo que se puede disfrutar en ello. Presenciar una boda celta es un gran espectáculo para ver, igual a las personas “vistiéndose” y peinándose para la ocasión. Adéntrese a Lugo, lugar donde encontrará un sinfín de aventuras, presenciará una muralla que está incluida como patrimonio mundial y presenciar los desfiles siempre es lo más divertido de todo. El sitio cobra vida.