Dawn of War, el mejor videojuego de Warhammer 40000

Si bien es cierto que de Warhammer 40000 y sus miniaturas que alcanzaron fama mundial en la década de los ´80 hemos hablado más de una vez, por ejemplo para enseñarte cómo pintarlas y despintarlas, en este caso queremos fijarnos en los comentarios de los lectores que nos consultan acerca de si existen videojuegos relacionados con Warhammer 40000, y no sólo que existen, sino que son muchos, muy variados, y algunos realmente espectaculares, como Dawn of War.

Como prácticamente todos los juegos que tienen su esencia en Warhammer 40000, Dawn of War es una entrega que podríamos calificar de estrategia en tiempo real, que ha sido desarrollada en principio para ordenadores por el estudio Relic Entertainment allá por el año 2004. Desde entonces esta versión para PC de Warhammer 40000 tuvo tanto éxito, que se lanzaron tres expansiones, denominadas Winter Assaulten, Dark Crusade y Solustorm.

El funcionamiento de Warhammer 40000: Dawn of War es bastante sencillo y semejante al de otros juegos a los que sirvió de inspiración y que aparecieron más tarde en el mercado. Todo comienza con la división en diferentes grupos, entre los que se encuentran los Marines Espaciales, los Orkos, los Eldars y las Fuerzas del Caos. Por supuesto, nosotros en este juego de Warhammer 40000, tendremos que escoger de cuál de estas fuerzas formamos parte para el desarrollo de la aventura.

Por lo demás, en particular Warhammer 40000: Dawn of War, está especialmente enfocado en los Cuervos Sangrientos y todo lo que tiene que ver con esta organización que es una de las tantas presentadas en su momento por los explotadores de la franquicia, la gente de Games Workshop. Su principal misión es la de detener el ataque de los Orkos al planeta Tartarus, aunque si quieres resultar triunfador, también deberás conseguir evitar los tremendos ataques de los Eldars. En síntesis, que si amas el mundo de Warhammer 40000, no puedes perderte Dawn of War.