Ciudades con aire medieval en Europa

La edad medieval tal vez fue un tiempo de constante cambio y disturbio en Europa, pero también es el origen donde el continente obtuvo el folclor moderno. Todo desde caballeros en armaduras brillantes, castillos inmensos, patios reales y muchos cuentos de hadas inspirados en esa época. Historias de Robin Hood, brujas, magos, asesinos de dragones y más se esparcieron a un paso veloz. Estas historias eran fantasías para escapar de los problemas del día a día, y su influencia cultural fue tan significativa como cualquier otro evento medieval. A continuación, hablaremos de ciudades que han conservado esa esencia medieval de aquellos tiempos:

Praga: Con una ciudad que no fue en gran parte afligida por los bombardeos en la segunda guerra mundial que destruyeron otras capitales europeas, Praga es la ciudad medieval que está mejor conservada en todo el mundo. Tal vez otras ciudades medievales sean más compactas o tengan las paredes de la ciudad intacta pero Praga tienen muchos más elementos maravillosos que ofrecer. Con una arquitectura rica, una cultura atrapante y bebidas espectaculares e incluso un castillo urbano gigante, Prague es la ciudad medieval favorita en Europa.

Como turista se debe de visitar el Castillo de Praga, y pasear por el famoso puente de Saint Charles, se debe escalar una torre defensiva y explorar el Old Town Square. Hay tantas actividades de turismo que se pueden realizar en Praga referentes al contexto medieval que resultan incontables.

Rotemburgo: La ciudad alemana de Rotemburgo pareciese como si se hubiera congelado en tiempos medievales. Tal vez no haya una ciudad en Europa que te de un sentimiento tan auténtico de estar en una ciudad medieval que Rotemburgo. La denominada “Old City Wall” todavía sigue de pie rodeando a la ciudad. Las puertas de la ciudad te harán sentir como si hubieses dejado el mundo real y te hubieras adentrado en un set de película. Desde el afamado mercado navideño hasta la esquina Plönlein estarás tomando fotos por doquier.