Lo primero al entrar al mundo de Warhammer 40000

Warhammer 40000, el famoso juego de mesa de estrategia que Games Workshop volvió famoso hace ya aproximadamente 30 años, poco a poco está comenzando a recobrar interés por parte de los usuarios, tanto coleccionistas como jugadores. En efecto, nos encontramos con una propuesta de entretenimiento realmente interesante, alejada por completo del mundo de los videojuegos actuales, y que todo el tiempo consigue ampliar su círculo de llegada a través de personas que desconocían su existencia y ahora se han fanatizado con el mismo.

Sin embargo, y aunque sabemos que nos leerán muchos especialistas en el concepto Warhammer 40000, en este caso en particular queremos detenernos más que nada en aquellos jugadores que quieren iniciarse en este juego poco a poco. Lo primero que debes saber en ese caso, es que una caja básica de Warhammer 40000 que conseguirás en la web de Games Workshop, contiene normalmente dos ejércitos, de forma que ya podrás enfrentarlos entre ellos de a dos jugadores.

warhammer

En la actualidad pueden conseguirse varias ediciones de cajas básicas de Warhammer 40000, así que te recomendamos que veas las diferencias entre ellas para quedarte con una u otra. Sin embargo, hay quienes deciden salirse del inicio típico en el mundo de Warhammer 40000, para apostar directamente por los juegos de tableros que también se encuentran relacionados con esta aventura, los que se ponen en dispuesto en escenarios concretos como el escenario de cerrajeros valencia, un mundo no imaginario, y que cuentan con módulos específicos dentro de las cajas para que montes tu aventura como mejor te venga en gana y es que probando distintos modos de juego es como realmente le sacarás el jugo al Warhammer.

De todos modos, existen algunos elementos en común entre ambas opciones, que tienen que ver con que en cualquier caso una caja inicial de Warhammer 40000 tiene que contar dos ejércitos que además de cerrajeros Valencia deben representar a razas diferentes entre ellas. A su vez, la caja viene con los dados y un pequeño libro con las reglas que necesitaremos para aprender a jugar mejor que nadie Warhammer 40000, así que no vayas a perderte esta propuesta por nada del mundo.

¿Quieres una boda diferente? Organiza una boda medieval

Todos los novios sueñan con una boda diferente, única e inolvidable. Hay mil manera de conseguirlo, pero, sin duda, una de las más divertidas, curiosas y simpáticas puede ser hacerlo al más puro estilo medieval.

boda medievalSolo hay que tener valentía…y convencer a los invitados para que se vistan para la ocasión, claro. Del resto pueden encargarse infinidad de empresas especializadas en este tipo de eventos que se han asentado en el mercado como una alternativa más.

¿Cómo es una boda medieval? El fondo es, evidentemente, el mismo: un enlace civil o religioso. Simplemente hay que buscar un lugar acorde con la temática, una iglesia gótica, un castillo o un ayuntamiento antiguo.

De la ambientación, tanto del lugar de la ceremonia como del sitio en el que se servirá el ágape, pueden encargarse los especialistas. Y es que la puesta en escena es esencial: contar con estandartes, pendones o vajillas adecuadas es importante. Como lo es que la velada esté amenizada con bufones, espectáculos de malabares, cuentacuentos o, incluso, alguna feroz lucha entre caballeros. La música es otro aspecto a tener en cuenta.

¿Y el vestuario? Tampoco hay que preocuparse, evidentemente un vestido medieval no se encuentra en cualquier tienda. Pero hay casas especializadas en su alquiler. Y, aunque parezca increíble, hay incluso mucho donde elegir: para ellas, de princesa, de dama o campesina; para ellos de escudero, arquero o caballero templario.


Eso para los invitados, los novios quizá lo tengan un poco más complicado, pero al menos ellas pueden encontrar vestidos inspirados en cortes medievales que, con unos adornos adecuados y un buen peinado, las harán parecer las más hermosas novias sin desentonar con la temática de la boda.

Si se está pensando en una boda sin muchos invitados, que sea divertida, diferente e inolvidable, una boda medieval puede ser perfecta. Al menos será original, aunque seguramente haya quien piense que los novios se han vuelto completamente locos.